Hoy comienza el quinto

Publicado el Por admin
0 0
Read Time:5 Minute, 36 Second

y como no hay quinto malo, pues este viaje se va a poner mejor 🙂

Bueno, después de ayer no debe ser tan difícil mejorar. 

Comenzó el jueves, mañana lluviosa y fresca de esta gran ciudad, mi pie no mostraba mejoría, de hecho me dolía igual y la ampolla reventada no parecía tener ganas de dejarme caminar… Chale.  Me metí a bañar (eso se disfruta mucho acá porque aunque la regadera es pequeña, es como un cuartito de paredes de plástico y con regadera de mano (como las de las tunas de baño) y con muy buena presión y chorros muy finos de agua hacen de bañarse un goce. 

Amanecí algo preocupado porque esa era mi ultima mañana en ese hotel de Tokio y tenía que moverme a un hostal a tres cuadras, pero el problema no era ese, sino que no tenía reservados los demás días en ningún lugar… Así que inmediatamente después de bañarme, bajé a comprar algo de desayunar y luego luego pedí una compu y me puse a buscar reservaciones. El plan original de venir a Japón incluía conocer otras provincias en cierto orden… Peeeero, no reservé con tiempo ese plan y llegué aquí a improvisar (La estupidés del viaje) yo quería hacer una base en Tokio y luego otra en Osaka, pero ahí todo está lleno; claro es verano: temporada de vacacionistas… Lamento no haberme puesto a reservar con tiempo el itinerario que me imaginé… Pero como ni llorar es bueno, pues me puse a trabajar. Con papel y lápiz comencé a hacer una guía día a día, lugar a lugar. 

El itinerario original era Tokio 3 días

Osaka 6 días para ir a visitar Kioto, Nara, Kobe y Nagoya. Después ir a Okayama y estar un día y luego dos más en Hiroshima. Regresar hacia Tokio para ir al monte Fuji y regresar a Tokio al día siguiente estar un día más y luego irme al aeropuerto para regresar. 

Bueno, como en Osaka no había hospedaje pues tuve que cambiar el plan y reservé en Kobe. Ah voy a estar unos días y moviéndome hacia Osaka, Nara y Kioto. 

Luego voy a Okayama y lo más a oeste que llegaré: Hiroshima y la isla itsukushima. 

  
Eso quedó resuelt, pero aun me faltaba arreglarme el pie. La maldita ampolla se reventó y el dolor fue aumentando, no voy a poner foto, pero la verdad es que sí se ve fea la herida.  De plano no podía ni caminar. Fui al supersito a comprarme comida y esos 30 metros de ida y vuelta fueron una tortura. 

Cuando dieron las seis y media de la tarde dejé el querido hotel Juyoh y caminé con mucho trabajo hasta mi nuevo y breve hostal. El TokyoBackpackers. 

Primero no me encantó, pero estoy seguro que era una cuestión de mi mal humor ante todo y no tenía qué ver con el lugar. Me dieron mis sábanas y mis claves para abrir las puertas, eso sí todo muy seguro y moderno. Aunque el lugar es muy simple y sencillo. Subí a dejar mis cosas y salí de nuevo a comprar algo para cenar, porque no había comida nada desde las 11 del día. Compré, como siempre, algo que nunca súper qué era ni cómo se llamaba, pero que estaba rico y se veía bien. Y al terminar decidí ir a buscar medicinas. En el otro hotel una de las encargadas me dio una especie de antiséptico como merthiolate y me lavé con eso un par de veces, así que fue todo un reto ir a comprar un botecito de ese líquido mágico y unas gasas. Caminé como Google maps me indicó hacia el norte hasta donde se suponía que habría una farmacia; cerrada, pero mi instituto de supervivencia me hizo seguir avanzando y prácticamente arrastrando la pierna derecha hasta que llegué a la estación Minami-senju, pues recordaba haber visto por ahí una tienda grande y a lo mejor ahí tendrían medicinas. 

Pues llegué y no, no había medicinas, así que le pregunté a una de las que trabaja ahí si sabía dónde  había una tienda de medicinas, farmacia, drugstore y con muchas señas, reverencias (mías y de ella) logré entender que cruzara el puente y del otro lado, probablemente estuviera abierta, habría una farmacia.  Hice otras seis o siete reverencias más diciendo Arigatō gozaimas y seguí arrastrando la pata derecha como otros cuatrocientos dolorosos y lluviosos metros. 

Jamás en la vida me había dado tanto gusto ver una farmacia… Yo creo que ni a todo el pueblo judío le dio la mitad de gusto cuando Moisés abrió el mar y ahogó a los egipcios comparado con lo que sentí al ver la marquesina y los aparadores que reconocí como farmacia.  

 
Fue como la luz al final del túnel, el oasis en el desierto, el madero flotando en el naufragio…

Entré y busqué el pasillo de las medicinas para curar heridas y esas cosas… Estaba tan desesperado con no vi el pasillo y le pregunté a una chica, haciendo todo un teatro de curar una herida, dónde había esos materiales para limpiar y curar. Después de muchos ademanes y risas logramos entender qué es lo que yo quería y me llevó al pasillo correcto. Compré antiséptico, gasas, esparadrapo y una botellita de agua porque me dio sed. 🙂

Caminé de regreso otra vez esos ochocientos metros y en mi hostal comencé a lavarme  y limpiar la herida. Mientras tanto, el recientemente conocido Sugaa ( un turco que vive en Australia y es dueño de un camión de transporte de carga) me platicaba cómo son las cosas. En Australia y tuvimos una simpática conversación con Yuun, un chavito coreano que también anda de paseo por esta tierra. 

Fue un día extraño.  

   
 Hoy amanecí mucho mejor. Ya es viernes y ¡estoy de viaje en Japón! 

¡Sugoi! O sea genial, mejoré mi actitud… El pie mejoró también. Salí a desayunar (obviamente en el 7/11 que está a una cuadra del hostal) y mientras desayunaba platiqué con otra chica de Taiwan que anda de paseo… Hablamos de Cuba y del Mar Caribe. 

Agarré mi maleta y salí del hostal para ir a buscar un médico que revisará mi pie y lo encontré a unas seis calles. Entré en la clínica y me dí a entender sobre mi dolencia, el doctor me revisó y la enfermera lavó con yodo y luego el ungüento mágico oriental que cura todo ;p y salî contento con pie curado. Aun me duele pero tengo mejor humor 🙂

Seguiré paseando… Tal vez me compre un bastón…  

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *